Tratamiento Couperosis en Utrera con Láser Neodimio Yag (Nd-Yag)

¿Qué es la Cuperosis?

La cuperosis es un estado de la piel que está ligado a problemas de microcirculación y que afecta en concreto a los vasos sanguíneos de la piel facial. El resultado de ello son la formación de pequeñas varices o venas varicosas en diferentes partes del rostro. La podemos encontrar en todo tipo de piel y su aparición está favorecida por factores tales como emociones intensas, alcohol, café, tabaco, picantes, transtornos digestivos, exposición excesiva a la radiación solar o al uso continuado de corticoides tópicos. No se considera una enfermedad dérmica. 


Para solicitar una cita o información sin compromiso, puede contactar al teléfono 955 343 407 en horario comercial (09:30 - 13:30 / 16:30 - 20:30) de Lunes a Viernes.

Si lo prefiere, puede solicitar información o cita por whatsapp al teléfono 697 845 502 y se le responderá en horario comercial (09:30 - 13:30 / 16:30 - 20:30) de Lunes a Viernes.  


Características de la piel cuperósica:

Esta alteración estética de la piel posee una mayor prevalencia en las mujeres, sobretodo en aquellas con piel sensible, blanca (fototipos I y II) o fina con tendencia a enrojecerse con facilidad. La mayor característica es la presencia de telangiectasias, que son las pequeñas venas varicosas y que principalmente aparecen en pómulos y aletas de la nariz en forma de trazos de color púrpura o rojizos. A esto le puede acompañar también:

• Enrojecimientos en el rostro ( pueden volverse permanentes )
• Poca elasticidad de la piel ( suele ser un factor desencadenante )
• Pueden aparecer papulopústulas ( acne rosacéo ) 

El láser Nd-YAG permite eliminar de forma eficaz los vasos más gruesos y profundos de la piel llamados telangiectasias profundas. En efecto, el paciente percibe estos vasos como dilataciones lineales, o incluso como arañas vasculares al ramificarse. Estos vasos suelen acompañarse de otros mucho más pequeños llamados capilares, que dan un aspecto de rojez difusa. 

¿CÓMO ES UNA SESIÓN DE TRATAMIENTO CON EL LÁSER ND-YAG?

El tratamiento de los angiomas, cuperosis y otras rojeces con el láser ND-YAG es más recomendable en épocas de menos exposición solar y calor (no indicada en meses de verano). Una sesión dura aproximadamente 20-40 minutos y consta de:

  • Higiene facial y toma de fotografías de las zonas de tratamiento.
  • Desinfección de la zona de tratamiento y protección ocular.
  • No requiere del uso de anestesia previa ya que es un tratamiento tolerable.
  • Aplicación de tratamiento tópico (mascarillas frías regeneradoras dermoepidérmicas, descongestivas, fotoprotección solar...).
  • Los tratamientos no suelen exceder más de 20-40 minutos por sesión.

¿QUÉ NÚMERO DE SESIONES ES NECESARIO PARA ELIMINAR LA COUPEROSIS?

El tratamiento de couperosis con Neodimio-Yag suele requerir, al menos, 4 sesiones, espaciadas unas 6 u 8 semanas.

¿CUÁNDO SON VISIBLES LOS RESULTADOS DEL LÁSER NEODIMIO-YAG?

El daño sobre la lesión vascular es inmediato, pero deben transcurrir varias semanas (a partir de 3 o 4) para que el organismo reabsorba las lesiones tratadas.

Igualmente serán necesarias varias sesiones para poder realizar el tratamiento completo de forma correcta (normalmente 4 sesiones, según zonas y número de lesiones).

LAS COUPEROSIS ELIMINADA, ¿VUELVE A APARECER O DESAPARECE PARA SIEMPRE?

La couperosis que eliminamos desaparece para siempre.

Sin embargo, el paciente debe tener en cuenta que las piernas poseen millones de capilares superficiales que pueden llegarse a dilatar si aparecen factores de riesgo, como un embarazo o la toma de anovulatorios.

¿EXISTE ALGUNA CONTRAINDICACIÓN MÉDICA?

Se realiza una completa historia médica en la primera consulta para analizar posibles contraindicaciones y situaciones especiales de cada paciente, pero como contraindicaciones absolutas tenemos:

  • Personas que toman medicamentos fotosensibles.
  • Antecedentes de cicatrización anómala (queloides, cicatriz hipertrófica...).
  • Embarazadas y menores de edad (se valorará cada caso y con autorización familiar).
  • Enfermedad infecciosa y/o heridas en la zona de tratamiento.
  • Enfermedad pre o neoplásica activa.
  • Alteraciones de la coagulación.
  • Presencia de tatuajes en la zona de tratamiento.